Criticas

Simple Pleasure

Mike Greenblatt- Goldmine (Abril 22, 2015)

Un título perfecto para una fusión perfecta, Simple Pleasure (autoeditado) por Smiling Jack Smith y David Gwynn brlla con lujoso picking y solos de Gwynn encima de los downhome folk'n'blues originales de Smith. Es un sonido honesto … el sonido de dos hombres que hacen la música para sonreírle. Smith tiene el gruñido bajo profundo como Johnny Cash (especialmente en Lovestruck) y le creo. Quiero decir, demonios, quien aquí no ha sido engañado por los Bedroom Eyes de alguna chica y en la última instancia, ha sido decepcionado. Sé exactamente sobre lo que está cantando. Y en la pregunta musical milenaria "Qué Vas A Hacer Cuando El Amor Se Agota" (siempre lo hace) vas a encontrar algunos licks supercalientes de Gwynn. David Gwynn, de California, ha grabado en España y producido otros artistas durante años. Estadounidense-canadiense Smith ha tocado en las esquinas, clubes y conciertos en casas en tres continentes durante cinco décadas; estos dos compenetran maravillosamente.

Simple Pleasure

Vicente Zumel, La Hora del Blues (Mayo 03, 2015)

La escena del blues de Madrid cuenta con un dúo de primera fila y gran calidad como son el cantante, compositor y guitarrista Smiling Jack Smith y el también guitarrista David Gwynn. Ambos poseen una dilatada experiencia en el campo del blues, el folk y la música con raíces, además de sonar totalmente compenetrados por el tiempo que llevan tocando juntos. Para este nuevo trabajo el dúo nos ofrece once nuevos temas de los que emana y fluye una irresistible fragancia, interpretados de forma natural y sin esfuerzo alguno. Son canciones poéticas, bellas e intimistas, perfectas para saborearlas en esos momentos de paz y de quietud cuando nos refugiamos en nuestra propia intimidad. Todos los temas han sido compuestos por el propio Jack Smith, que da rienda suelta a toda su creatividad, imponiendo tanto él como Gwynn la calidad de la que siempre hacen gala.

Now That Truth Was Gone

Vicente Zumel, La Hora del Blues (Enero 02, 2012)

Un verdadero trovador del folk blues, un auténtico story teller y un empedernido rolling stone ambulante, ese es Smiling Jack Smith. Muchos se preguntarán qué hace un canadiense en un país como España, y la respuesta sólo la tiene él mismo. Dotado de una fina sensibilidad Jack nos presenta su último trabajo grabado con el espíritu del poeta ambulante que camina sin rumbo fijo, pero que al mismo tiempo sabe donde debe dirigir sus pasos y su vida. Jack tiene claro el camino, aunque pueda parecer lo contrario. Smith le canta a la vida, al amor, a las preocupaciones del día a día, sin importarle lo más mínimo que pensarán los demás, él hace lo que quiere y como quiere, tal como dijo Schopenhauer “La mitad de nuestras preocupaciones y ansiedades surgen de la preocupación por la opinión de los demás…” ese definitivamente no es el caso de nuestro poeta del blues. Para este disco Smith se ha procurado la ayuda del excelente guitarrista David Gwynn, quien pone el punto y la guinda adecuada para que ambos guitarristas suenen compenetrados, eficaces y espontáneos. Diez canciones bien construidas sobre bases de blues, neofolk y americana.


This Blue Before por Ramón del Solo, Bluespain

Desde que Smiling Jack Smith (estadounidense de New Jersey por nacimiento, canadiense en el pasaporte y madrileño por residencia y voluntad propia) llegó a nuestro país hace doce años, había dado tres buenos discos al panorama nacional, sin contar los anteriores grabados en Canadá, "First Night With The Blues", en 1996; "Second Chance" en el 97 y Three Seconds To Love Me" en 2002.

En esta ocasión ha vuelto a Canadá para grabar This Blue Before, un nuevo trabajo que no sólo supone un paso más en su carrera sino que cuenta con la ventaja de una producción y unos músicos de alto nivel para asentar y dar forma a las composiciones autobiográficos y a ese estilo de blues intimista y de distancias cortas al que nos tiene acostumbrados tanto en sus trabajos anteriores como en los cientos de actuaciones en festivales y clubs del territorio nacional.

La producción del guitarrista Pat Coleman, aporta al disco un aire jazzy que se complementa a las mil maravillas con el sonido de una excelente sección de vientos a cargo de Mike Herriot (trompeta y trombón), Monik Nordine (saxo barítono) y Phil Dwyer al tenor. Dave Vidal aporta la guitarra, Miles Black el piano y el Hammond B3 y Ken Lister el contrabajo; completando el número de músicos canadienses que participan en la grabación y dejando claro el alto nivel del blues en aquellas tierras y la profesionalidad de sus músicos. La otra parte, que no desmerece para nada ni en calidad ni en profesionalidad, la aporta Quique Villafañe, el batería argentino que también reside en Madrid desde 1980 y acompaña a Jack en sus conciertos por España. Y por supuesto la guitarra y la voz de Jack que parece ganar nuevos registros y personalidad a la hora de interpretar sus propios temas que, como en ocasiones anteriores, dan una visión propia sobre la vida cotidiana, el amor y el desamor y otros temas recurrentes del género tratados de una forma crítica y nada convencional.

En un primer momento, el disco estaba pensado para ser grabado en Madrid; Smiling Jack había pensado aumentar su trío a quinteto y Pat Coleman había viajado hasta aquí para participar en la producción y supervisar las sesiones que configurarían el esquema de los cortes y los arreglos de la sección de metal. Posteriormente y a instancias de Coleman, se decidió trasladar el proyecto a Canadá y grabar con músicos de allí. El resultado está a la vista, un cd que aporta a la carrera de Smith un giro espectacular hacia una nueva concepción del blues; su música se enriquece con sonidos que recuerdan tanto al West Coast Blues como a otros palos del género que, ejecutados con eficacia, dan una nueva y moderna dimensión al concepto del blues de un músico con una dilatada experiencia tanto en el circuito norteamericano como en el europeo y el nacional. Sin contar con las posibilidades que suponen el tener dos bandas a ambos lados del Atlántico dispuestas a la acción, ya que Jack no ha renunciado en absoluto a su combo español, como demuestran sus últimas apariciones en algunos festivales. Hay que escucharlo.


This Blue Before, por Vicente Zumel, La Hora del Blues

En cada nuevo trabajo que Smiling Jack Smith publica, se nota la superación del músico, no ya como cantante, guitarrista y compositor, que lo es y de los buenos, sino en la producción, el concepto, la perfección, el personal seleccionado para el disco, los arreglos y el sonido global de todo el álbum. En este nuevo cd Jack ha conseguido llegar a la cima, soul, blues, swing, groove- en definitiva música de la buena, cocinada toda ella con solera y buen gusto, por lo que podemos decir que, de momento, estamos ante el mejor disco de su carrera. This Blue Before ha sido grabado y producido en Canadá y ha contado con la participación de su batería habitual, el músico español Quique Villafañe, que ayuda a completar felizmente en el resultado del disco con su beat, su tempo y sus breaks siempre acordes con el tema que interpreta. Pero, además, Jack se ha rodeado de un excelente puñado de buenos músicos canadienses, junto a una sección de vientos impecable dirigida por Phil Dwyer, que imprimen carácter y vistosidad a los temas que interpretan. MUY BUENO.